Carta al Alcalde




19 de febrero 2001


Apreciado Alcalde,

En primer lugar permíteme que me dirija a ti con la sinceridad y usando el tratamiento que presidieron una breve entrevista que mantuvimos en ocasión de tu presencia en Bellamar para hacer entrega a la Asociación de Vecinos de unos terrenos cercanos a la Iglesia, hecho que probablemente no recuerdes; pero que yo tendré siempre presente en mi mente por el tratamiento tan directo que me permitiste mantener y también por la cara de asombro de algunos convecinos cuando oían mis palabras de elogio en base al denso contacto mantenido con el Ayuntamiento con motivo de la edificación de mi casa en el Paseo Panorámico, 8 ya que me sentí obligado en justicia referir todas aquellas especialmente humanas relaciones que mantuve desde Benet hasta el Policía Municipal que se halla de servicio a la entrada, sin olvidar los nombres de Pilar, Marisa, Toni Casas, Pere Martínez y otros que no recuerdo; pero que, como expresé aquel día no podían solamente obedecer a la casuística sino a la pauta que suponía venía marcada desde tu persona, así lo sentí y así lo expresé ante todo el mundo aquel día y en muchas otras ocasiones.

Dicho lo anterior y desde que tuviste la buena idea de solicitar del ciudadano que se acercara a ti con sus opiniones en la campaña de referencia sentí la necesidad de renovar aquel primer contacto puesto que habiendo transcurrido ya bastante tiempo desde el día que definitivamente nos instalamos en este municipio algunos acontecimientos me impulsaban a hacerlo; pero las cotidianas circunstancias imprimen una velocidad a la existencia que tal parece que esta está exenta de tiempo para algunas actividades tan interesantes como convenientes, ruego me disculpes por venir a ti tan fuera de tiempo con respecto la "Fes-ho saber"; pero las más recientes novedades me han creado la necesidad casi vital de hacerlo ahora, espero encuentres un momento para leerme y que en cualquier caso cuanto te paso a exponer no llegué hasta ti por haber delegado a un tercero de la lectura del presente que yo estoy escribiéndolo con el espíritu de hacerlo de persona a persona.

He sabido de los planes del Municipio para hacer una concesión de explotación de un parque de ocio en el Fondo de Can Aymerich y creeme que no le encuentro a esta noticia, como ciudadano de Castelldefels, lado positivo alguno y a pesar de que comprendo el peso específico que mi opinión pueda merecerte tendría una inmensa satisfacción poder reforzar mi opinión con respecto a mi Alcalde si fuera posible iniciar un proceso de reconsideración que permitiera, a la vez que poner en orden el actualy deplorable estado de dicha zona, sacarle un provecho para el Presupuesto Municipal mediante la creación de un espacio que a la vez que dosificara las visitas, mismo número de ellas repartido a lo largo de los 365 días del año, pudiera suponer una especial distinción para Castelldefels que permaneciera a lo largo del tiempo en lugar de concentrar en escasos fines de semana y época veraniega una abalancha de gente a la que, por obvias razones, es difícil suponerle para lograr su objetivo inmediato que vaya cargada de un gran respeto y consideración hacia el municipio que visita.

En mi vida he tenido oportunidad depasar largo tiempo en muchos paises y al haberlo hecho con toda la familia se ha producido la "inevitable" visita a muchos Parques Temáticos y puedo hablar bastante de todos sus aspectos y no me refiero a instalaciones como las de una larguísima lista que podríamos confeccionar de las que, con parecido contenido al anteproyecto que he tenido oportunidad de conocercon respecto al Fondo de Can Aymerich, han caído, al poco de su puesta en marcha, en una definitiva etapa de falta de interés para los potenciales clientes de fin de semana y en período de vacaciones, ¡ no pueden hacerse Port Aventura's en miniatura a excepción de creer en las melodías que puedan contarle a uno los sabios del marketing y de los negocios ! provistos, normalmente, de un total desprecio a la degradación del medio ambiente, el mal uso de recursos escasos, a la contaminación de todo tipo que la puntual presencia de personalconlleva inevitablemente y además producir una permanente contaminación acústica con el fin de atraer clientes.

Podría extenderme en otros aspectos y consideraciones de importancia y trascendencia para quien reside en Castelldefels y no te quepa duda que sería siempre teniendo como guía un espirítu positivo, quizás más adelante me decida a hacerlo; pero por ahora si que me agradaría convencerte de que tienes en tus manos pasar a la historia habiendo sabido vencer cuanto sea necesario vencer con el fin de tomar una decisión acertada que podría tener resonancia mucho más alla de nuestra área geográfica y que me permitiría mirando firme a la cara de muchos conciudadanos preguntarles: ¿tenía o no razón cuando elogiaba la actuación de los empleados municipales del Ayuntamiento de Castelldefels y lo hacía en base a suponer que ello provenía de una directriz lanzada desde la persona del Alcalde ?.

Apreciado Agustín si lo estimaras oportuno puedes convocarme para una reunión; pero te ruego de que, en cualquier caso no me defraudes.

Con todo el afecto,

Aurelio



Volver a Ca n'Aymerich
Volver a Cartas del Lector